Para visitar este equipamiento cultural siempre se debe hacer con una visita guiada que tiene una hora de duración. Con el objetivo de que un mayor número de ciudadanos puedan descubrir el valor patrimonial de la Casa Navàs, la propiedad ha decidido aumentar las horas de visitas durante el verano. Así pues, desde julio y hasta mediados de septiembre la casa aumenta de 6 a 9 el número de visitas guiadas diarias.

La casa abre de lunes a domingo, la primera visita de la mañana es a las 10 h y la última a las 13 h. Por la tarde las puertas se vuelven a abrir al público a las 16 h, para hacer la última visita de la jornada a las 20 h. Las entradas se pueden comprar en la Casa Navàs, en la Oficina de Turismo o en el web: www.casanavas.cat.

julio 1, 2019