La Casa Navàs es el equipamiento turístico y cultural más visitado de Reus

Durante la temporada otoño-invierno se mantendrá y ampliará la oferta cultural

La Casa Navàs cierra el verano haciendo un balance positivo de ocupación a pesar de ser una temporada complicada debido a la situación sanitaria. Si bien es cierto que el público internacional ha caído muchísimo, el visitante catalán se ha mantenido y eso ha salvado la temporada. Con casi 5.500 personas, este emblema de Lluís Domènech i Montaner se convierte en el equipamiento turístico que más visitantes atrae a Reus. La Casa Navàs no se quiere dejar vencer por la pandemia y por ello seguirá apostando por la cultura, de cara a la temporada de otoño invierno, se mantendrá y ampliará su actividad.

En 2020 está siendo un año muy difícil para el turismo ya que debido a la COVID-19 se ha tenido que reducir el aforo de los equipamientos y el público internacional ha caído en picado. Teniendo en cuenta las circunstancias, la Casa Navàs termina la temporada de verano -del 11 de julio al 30 de septiembre- con un balance positivo pero lejos de las cifras alcanzadas hace un año. Especialmente importante ha sido el público catalán que se ha mantenido con datos muy similares, en total, han sido 4.000 los catalanes que han querido descubrir esta joya modernista.

El turismo catalán ha representado un 53% del total de visitantes recibidos en la Casa Navàs durante los meses estivales seguido por el reusense que supone un 20%, el estatal con un 14% del público y el internacional con un 13%. Estos dos últimos mercados han disminuido mucho en comparación el 2019; con los franceses al frente y sin llegar a los 1.000 turistas, el visitante internacional ha caído un 82%, mientras que el de España lo ha hecho en un 55%.

El número de personas que se sumaban a las visitas de la Casa Navàs diariamente después de la reapertura del equipamiento el pasado 11 de julio superó las expectativas previstas en un año tan difícil para el turismo. Una tendencia que se mantuvo hasta el 21 de agosto cuando la consejera de Salud, Alba Vergés, anunció medidas especiales en la ciudad de Reus para reducir la tasa de contagio de la COVID-19. A partir de aquí, las buenas cifras de ocupación cayeron drásticamente, un hecho que ha provocado que se cierre el verano con datos menos optimistas de los que se habían registrado hasta entonces.

Aunque hacer comparativas con 2019 es difícil porque el panorama es muy distinto, y teniendo cuenta que debido a la pandemia se ha tenido que reducir el aforo de las visitas, la Casa Navàs cierra el verano con un 45% menos de visitantes respecto hace un año. Un porcentaje que disminuye hasta el 31% si sólo se tiene en cuenta las cifras obtenidas hasta el día de la comparecencia de la consejera de la Generalidad. Sin embargo, con estos datos, la Casa Navàs se convierte en el principal polo de atracción turístico de Reus ya que es el equipamiento de la ciudad que, con mucha diferencia, ha registrado más visitantes en la ciudad.

octubre 16, 2020