Ferran Adrià, uno de los cocineros más prestigiosos del mundo, ha visitado la Casa Navàs. Lo ha hecho en el marco de uno de los acontecimientos privados que se hacen en este singular edificio donde Adrià era el invitado de honor. El cocinero ha visitado la Casa Navàs junto con el resto de invitados y ha quedado impresionado por la belleza de la obra de Lluís Domènech i Montaner. Asegura que hay pocas casas en el mundo con la magnificencia de esta y se sorprende del cuidadoso trabajo que hicieron los artesanos que la modelaron hace cien años.

Después de visitar la casa, Ferran Adrià ha ofrecido una ponencia a los empresarios invitados al acontecimiento. La antigua tienda textil ha sido testigo de cómo Adrià narraba la evolución de su carrera profesional, desde el nacimiento del restaurante El Bulli hasta su cierre. El protagonismo de la conferencia se lo ha llevado su nuevo proyecto personal: El Bulli 1846.

Finalizada la charla, Adrià ha hablado de forma individual con cada uno de los asistentes, que han aprovechado el momento para trasladarle cuestiones relacionadas con su negocio, la gastronomía, el turismo y la economía en general. Para el cocinero no hay diferencia entre negocios grandes y pequeños, la clave del éxito es el esfuerzo y la profesionalidad a la hora de encarar el proyecto.

enero 23, 2020