El frontispicio de hará con piedra natural de Vinaixa

Se estima que las obras terminarán antes de Semana Santa

La reconstrucción del frontispicio de la Casa Navàs ya está en marcha. Hoy se ha empezado a instalar el andamio y la próxima semana empezarán las obras en el techo. Finalmente, la Generalitat ha aceptado que se utilice piedra natural en lugar de artificial, para los paneles de frontispicio.

La Comisión Territorial de Patrimonio Cultural de Tarragona de la Generalitat de Cataluña ha aprobado esta semana las obras de reconstrucción del frontispicio con piedra natural. Se ha hecho después de que la propiedad solicitara una modificación del proyecto inicial que contemplaba la piedra artificial. Con el fin de evitar la creación de un «falso histórico», porque la parte reconstruida no se puede confundir con el original, la piedra se trabajará de una forma diferente. Hay varias opciones sobre la mesa: actuar en la textura de las superficies de los nuevos elementos, dejándolos lisos, sin las marcas de las herramientas (cincel, escoplo de cantería, etc.); esculpir las formas vegetales de la decoración reduciendo su volumetría, o trabajarlas a partir de planos geométricos, dejando de lado las formas orgánicas que muestran los elementos originales. En los próximos días, terminaremos de decidir cuál es la opción más viable.

En cualquier caso, el trabajo de reconstrucción del frontispicio estará perfectamente documentado de forma escrita, gráfica y fotográfica. El objetivo es que las generaciones futuras  tengan siempre la información necesaria para saber que el frontispicio de la Casa de Navàs no es el original de 1904, sino procedente de una acción ejecutada el 2020.

La voluntad de la propiedad de casa Navés es que, al igual que Lluís Domènech i Montaner hizo a principios del siglo xx, se utilice la piedra de Vinaixa (Lérida). Es una piedra arenisca que es fácil de moldear. Los canteros, con taller en Solsona, comenzarán a hacer réplicas de las piezas la próxima semana. Es la parte más compleja de la reconstrucción del frontispicio.

Empiezan las obras

Este jueves por la mañana, los trabajadores han empezado a instalar el andamio, un trabajo que se ha tenido que posponer unos días debido a las condiciones climáticas. Si no hay problemas, el lunes estará terminado. El martes a primera hora de la mañana, los arquitectos responsables del proyecto, los restauradores, los canteros, los jefes de obras y representantes de la Casa Navàs realizarán la primera visita de obras y, a partir de ahí, empezarán los trabajos en el tejado para prepararlo para recibir las piedras que coronaran el frontispicio. Se estima que las obras durarán dos meses y medio y, antes de Semana Santa, se habrán completado todas las obras.

También se ha preparado una lona con un diseño modernista que cubrirá todo el andamio para que el impacto visual de las obras no sea tan fuerte. La lona se instalará a mediados de la próxima semana.

El frontispicio original

Cabe recordar que el frontispicio original, la torre, el techo y parte de la parte superior de la fachada fueron destruidos durante la Guerra Civil Española. Uno de los múltiples bombardeos sufridos por la ciudad de Reus durante esos años, el del 26 de marzo de 1938, afectó gravemente la Casa Navàs destruyendo su apariencia. Ahora, ochenta años después, la propiedad está dispuesta a devolver a este emblema del modernismo europeo su imagen original.

enero 24, 2020