Actualitat

Estigues al dia de tot allò que envolta la Casa Navàs

La Casa Navàs incrementa sus visitas en el 476% respecto al 2017

La propiedad mantendrá abierto el equipamiento cultural durante todo el año y se marca unos meses para definir el proyecto de musealización y restauración. 

Una de las prioridades es la reconstrucción de la torre y el cabecero de la casa.

Ya ha pasado un año desde que el empresario reusense Xavier Martínez y Sierra compró dos terceras partes de la Casa Navàs. Él y la otra propietaria –la heredera de la familia Navàs-Blasco, Dolores Blasco Font de Rubinat– han trabajado intensamente para abrir las puertas de la casa a la ciudadanía y diseñar una estructura profesional del proyecto.

La respuesta ciudadana no se ha hecho esperar; ha sido tan buena que de junio a noviembre de 2018 la Casa Navàs ha aumentado el 476% el número de visitantes respecto a hace un año, cuando el equipamiento cultural solo se podía visitar una vez a la semana. En total han sido 7.794 las personas que se han sumado a las visitas guiadas.

En cuanto al origen, con 2.775 visitantes (36%), el público catalán ha sido el mayoritario. Le sigue el internacional, con 2.261 personas (29%); especialmente franceses (878), rusos (313), alemanes (172) e ingleses (120). Al margen de Cataluña, ha habido 1.504 personas (19%) del Estado español que han visitado la Casa Navàs durante estos seis meses, mientras que de Reus han sido 1.254 las personas (16%) que han pasado por la casa. Porcentualmente el público internacional y el estatal ha sido el que más ha crecido en comparación con 2017; el primero lo ha hecho el 780% y el segundo, el 656%.

Con 1.624 personas, agosto ha sido el mes que más visitantes ha registrado. El mes más tranquilo ha sido el de noviembre, durante el cual la casa ha recibido 1.207 visitas. Los fines de semana y los festivos son, con mucha diferencia, las jornadas en que la ocupación es más alta; por eso se recomienda a todas aquellas personas que quieran visitar la Casa Navàs durante estos días que reserven previamente su entrada en la Oficina de Turismo del Ayuntamiento de Reus. En estos momentos las visitas cuentan con un aforo máximo de 15 personas, tienen una duración de 50 minutos y se ofrecen en cuatro idiomas: catalán, castellano, inglés y francés.

Para poder ofrecer las 39 visitas guiadas que hay programadas semanalmente, la Casa Navàs cuenta con 8 trabajadores que realizan las tareas de dirección, organización, guía, vigilancia, información y mantenimiento.

Colaboración con el Ayuntamiento de Reus

La Casa Navàs es el edificio modernista más emblemático de Reus, de ahí que desde el primer día se haya establecido un acuerdo de colaboración con la agencia de promoción de la ciudad Reus Promoción. El objetivo es que el Ayuntamiento promueva la Casa Navàs como uno de los principales activos turísticos de la ciudad. Aparte, el Patronato también asume las tareas de información y comercialización de las entradas en la Oficina de Turismo – Gaudí Centre.

El futuro de la Casa Navàs

La Casa Navàs ha abierto sus puertas para no volverlas a cerrar. La propiedad se marca como objetivo prioritario mantener abierto el equipamiento durante todo el año para que los reusenses y el turismo en general la puedan disfrutar. De este modo se compromete a hacer tres visitas por la mañana (11 h, 12 h y 13 h) y tres por la tarde (16 h, 17 h y 18 h) de lunes a sábado y en horario matinal los domingos y festivos. Durante los meses de mayor afluencia, verano, Navidad y Semana Santa, se estudiará ampliar el horario de visitas.

Al margen de las visitas, Xavier Martínez y Serra, Dolores Blasco Font de Rubinat y el equipo directivo de la casa están estudiando cuál es el proyecto de musealización y restauración más adecuado para el equipamiento. La propiedad se ha marcado unos meses para definirlo, concretar la inversión económica necesaria y decidir el calendario de aplicación. Entre las prioridades arquitectónicas se contempla la reconstrucción de la torre y el cabezal del edificio.

Se quiere que la Casa Navàs no sea un equipamiento solo pensado para recibir visitas, todo lo contrario. La Casa Navàs debe convertirse en un espacio vivo, abierto a la ciudadanía y que la gente se sienta suyo; por eso se está trabajando para que sea un equipamiento generador de cultura. En este sentido, gradualmente se irán incorporando acciones con la idea de ofrecer una actividad cultural que se diferencie de la que en este momento podemos encontrar en el territorio.

Ir arriba